Chile es aceptado como nuevo observador de la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa (CPLP)

Durante la cita de Cabo Verde los debates se centraron en darle continuidad a la Nueva Visión Estratégica" de la CPLP, una hoja de ruta para el período 2016-2026 aprobada en la última cumbre, celebrada hace dos años en Brasilia. Para nuestro país, esta designación es un reconocimiento al trabajo que se viene realizando con la lengua portuguesa en diferentes instancias de educación, relaciones internacionales y transferencia de conocimiento y cultural.

Textos, Enzo Borroni / Fotografías, Antonio Hernández

Chile fue aceptado como nuevo observador de la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa (CPLP) en la XII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada el pasado 17 y 18 de julio en la isla caboverdiana de Sal.

Además de nuestro país, Argentina, Andorra, Costa de Marfil, Francia, Italia, Luxemburgo, Reino Unido y Serbia, ingresaron a este selecto grupo que tiene como miembros plenos a Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Mozambique, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Timor Oriental.

En la Cumbre se plantearon diversas iniciativas para consolidar a la comunidad como un mecanismo de concertación política y ocupar un espacio mayor en la escena internacional, así como incrementar los esfuerzos para la difusión de la lengua portuguesa en el mundo.

El ingreso de Chile a la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa –CPLP– como País Observador es una etapa muy importante en el proceso de desarrollo de la presencia y del papel de la lengua portuguesa en nuestro país. Además del desarrollo de relaciones de cooperación en diversos ámbitos entre los países que integran la CPLP, entre los cuales están Portugal, Brasil y ahora Chile, se espera que esta integración pueda resultar también para el idioma portugués en los sistemas de enseñanza de Chile.

Para la Directora del CLP Camões  en la Universidad de Santiago y Agregada Cultural de la Embajada de Portugal en Chile, Vera Faias Fonseca de Carvalho, esta designación es muy importante para nuestra Universidad porque  “No solo por la cercanía geográfica con Brasil y por los aspectos comerciales y políticos, sino que también por un aspecto educativo y cultural, la apuesta de Chile por la lengua portuguesa puede y debe traer una contribución importante para el desarrollo y consolidación de una sociedad multi y transcultural”.

El idioma portugués abre caminos a matrices culturales diversas. De este modo, la Universidad de Santiago de Chile se ha transformado en un componente fundamental en la capacitación de profesores de portugués como lengua extranjera. Ya forma traductores de portugués, a través de la única licenciatura del país. Una pedagogía sería un mecanismo estratégico para la expansión de la lengua a otros niveles de enseñanza, además de poder otorgar una salida profesional a los estudiantes, futuros licenciados de nuestra Universidad.

En este mismo sentido el responsable del Área Portugués y académico del Departamento de Literatura y Lingüística de la Universidad de Santiago, José Genival Bezerra Ferreira, indicó que “Considerando el papel que Chile ocupa ahora en la CPLP, la carrera de Lingüística Aplicada a la Traducción, mención portugués, gana más importancia. La USACH está a la vanguardia por tener la única carrera que tiene el portugués como disciplina. De esta manera, esperamos más políticas lingüísticas por parte del gobierno, y de la USACH esperamos la creación de una licenciatura en portugués que tendría la presencia de materias de naturaleza pedagógica. La carrera, por lo tanto, abriría un abanico de posibilidades para los alumnos del curso de Traducción”.