Egresada de Escuela de Psicología, María Elena Duarte, sobre salud mental en pandemia: “La validación de la emocionalidad del otro, es el paso central para comprender a la persona que se quiere ayudar”

La psicóloga entregó cifras claves, que determinan un aumento en la ansiedad, depresión y crisis de pánico.

 

La profesional, egresada de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago de Chile, María Elena Duarte, se refirió en El Mostrador, a los diversos problemas de salud mental que enfrentan los ciudadanos, tras la pandemia mundial de COVID-19.

La sintomatología asociada a la ansiedad y la depresión son alguno de los temas que prevalecen y que han aumentado en el marco de la crisis sanitaria.

En ese contexto, la psicóloga indicó: “Cuando llega la pandemia, muchas personas empezaron a cuestionar el sentido de vida y preguntarse por qué despertaba. Hubo una pérdida de cotidianidad, los vínculos convivieron tras las pantallas, muchas personas enfrentaron problemas económicos, fue un cambio de rutina muy drástico”, sostuvo.

Frente a esa realidad, continuar con las rutinas de trabajo y solicitarles a los pacientes que se levantaran de la cama, se cambiaran ropa, ducharan y marcaran simbólicamente las rutinas aun desde la virtualidad, fue una dinámica que acompañó las terapias en un esfuerzo por “recuperar el sentido” entre quienes se atendían con ella tras la pantalla.

La egresada, especialista en depresión, ansiedad, estrés y gestión de las emociones, considera que existe un antes y un después de la pandemia, según las cifras que maneja: “Antes, el 60% de los pacientes me consultaban por sintomatología ansiosa, es decir, ansiedades, crisis de pánico, fobias, y el resto problemas de pareja, laborales y similares. Después de la pandemia es el 85%, hay muchos adultos con fobia social, agorafobia, también jóvenes que ingresan a la universidad con esta sintomatología”, expresó Duarte.

El colapso de estudiantes de distintos niveles educativos es una realidad constante observada por la psicóloga, sobre todo de quienes están en la universidad. El paso de lo virtual a lo presencial significó el “incremento de las dudas, sobre todo respecto a las propias capacidades”, relató Duarte y adhirió a su vez la persistencia de percepciones de personas que “se sienten juzgadas y observadas por sus pares”, una sensación frecuente de inseguridad.   

De acuerdo a el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales citado por la psicóloga, DSM-5, la ansiedad se caracteriza “por un temor o miedo a una situación real o imaginada y preocupación excesiva frente a evento del futuro, lo que va acompañado de un aumento de la frecuencia cardiaca, sensación de ahogo y distintos cambios fisiológicos”.

En términos materiales, una persona puede tener todo para vivir sin necesidades: casa, vehículo, amor de familia y amistades, pero aun así tener depresión, así lo indica la egresada: “Cómo te vas a sentir mal si lo tienes todo, suelen decirle unas personas a las otras, generando una presión sobre quienes viven con depresión, juzgando la emocionalidad del otro”, dijo la profesional de la salud que trabaja desde el enfoque cognitivo-conductual.

"La validación de la emocionalidad del otro, es el paso central para comprender a la persona que se quiere ayudar, también hay que respetar que la situación de salud de una persona es privada, existe el derecho a la intimidad”, destacó. “Tenemos una tendencia cuando una persona llora decirle que no llore, que se calme”, agregó, y recomendó no hacerlo porque si una persona llora, es porque “necesita expresar esa emoción”. Indicó.

 

Puedes revisar la entrevista completa, aquí: bit.ly/3M8NF8p